Conmemoración de la Independencia de Colombia

Celebración Histórica para la comunidad caldipalista.

Un día como hoy en la historia de Colombia, donde gran parte de los 49 millones de habitantes tiene por tradición izar en ventanas, puertas y balcones de sus hogares uno de los símbolos patrios más representativos del país: la bandera tricolor, con el fin de conmemorar la Independencia de Colombia; no está demás resaltar que con el pasar de los años es una fecha que para algunos ha perdido sentido, debido principalmente al desconocimiento que se tiene de la historia de nuestra patria o por diversos cuestionamientos ideológicos.

No es desconocido para nosotros los colombianos que el 20 de julio se conmemora el Día de la Independencia de Colombia, proclamado día festivo para todo el territorio nacional mediante la Ley 60 de 1873; en este sentido, es pertinente aclarar que: si bien Colombia vivió varias declaraciones de independencia a lo largo de toda una década, fue la de 1810 la que quedó en la memoria social de todos sus habitantes. Acudiendo a los registros históricos, nos encontramos que otros símbolos colombianos no se hicieron oficiales hasta muchos años después; por ejemplo, la bandera tricolor fue reglamentada el 26 de noviembre de 1861, el himno nacional se hizo oficial en 1920 y el escudo no lo haría hasta el 6 de agosto de 1955.

Por otra parte, para los estudiosos de la historia y para los que nos desempeñamos en el arduo pero grato campo de la educación, no deja de resultar curioso que sea este hecho lo que se festeje como aniversario de la proclamación de la independencia y no otro de igual importancia, como podría ser el 7 de agosto de 1819, día de la batalla de Boyacá, donde se obtuvo el triunfo militar y definitivo de las fuerzas patriotas contra las realistas, acto que permitió que en 1821 se constituyera la República de Colombia como “una nación irrevocablemente libre e independiente de la monarquía española”.

La realidad es que la conmemoración del 20 de julio se ha convertido a través del tiempo en un escenario que posibilita que el país entero disfrute de las diferentes manifestaciones culturales colombianas, se constituye en un momento propicio para reforzar nuestro sentimiento patrio y sentirnos muy orgullosos de ser colombianos y de las manifestaciones culturales que hacen parte de la identidad nacional que este año exaltará 207 años de su independencia.

En el contexto local, la IETA Calixto Díaz Palencia, no podía faltar a tan trascendental cita con nuestra historia nacional, razón por la cual se programaron diferentes actividades conmemorativas del grito de independencia de nuestro país, en la sede principal de Tacaloa y en la sede de Las Brisas; este acto cívico estuvo a cargo del grado undécimo, los cuales liderados por su director de grupo Cristian Covelli Vargas, resaltaron además, el valor del respeto.

El acto cívico del 20 de julio estuvo enmarcado por una programación variada cargada de historia patria, de formación en valores y de gran satisfacción institucional, fundamentado todo en el empeño, dedicación y compromiso que evidenciaron sus organizadores y cada uno de los docentes directores de grupo que apoyados en los estudiantes que lideran, aportaron para el éxito del evento. Resultó muy grato presenciar la exaltación a los mejores estudiantes del área de sociales (Transición a 9°), la presentación de diversos personajes de nuestra historia pasada y presente, las expresiones culturales a través del baile que escenificaron nuestros estudiantes, la exhibición de carteleras alusivas al evento, la sensibilización a la comunidad educativa para cimentar y practicar el valor del respeto en nuestros jóvenes y, por supuesto, un acontecimiento especial que merece un capítulo aparte “Nuestra honorable y anhelada Banda de Paz”.

Un día como hoy quedará grabado en nuestra historia caldipalista, no sólo por celebrar una fecha tan significativa para Colombia como lo es la independencia, sino porque se constituyó en el escenario propicio para presentar en sociedad ante la comunidad caldipalista y comunidad en general, nuestra BANDA DE PAZ, un acontecimiento muy emotivo y de satisfacción institucional hoy convertido en una realidad que no es producto del azar, toda vez que es el resultado de la gestión institucional y del trabajo mancomunado que acertadamente lideraron los integrantes del comité responsable en cabeza del señor rector, Carlos Martínez Hernández y los docentes Gloria Guerra Serpa y Orlando Guerrero Vergara; para ello, contaron con el apoyo de la familia caldipalista y comunidad en general que colaboraron en las diversas actividades desarrolladas para obtener recursos económicos que hacen posible hoy, poder disfrutar del talento y entrega de nuestros estudiantes a través de melodías que engrandecen la labor institucional y comunitaria, pero esto lo estaremos profundizando en otro artículo próximamente.

En general, el 20 de julio de 2017, fue un día muy especial para toda la familia caldipalista que se celebró con mucha responsabilidad y sentido patrio en las comunidades de Tacaloa y Las Brisas, lo cual amerita unas felicitaciones para los organizadores y para la Institución Educativa en general que cuenta ya con su propia Banda de Paz, que da sus primeros pasos musicales pero que estamos seguros, dará mucho de qué hablar en el futuro caldipalista.

CALDIPAL

Written by 

Más para Leer

Deja un comentario

Gracias por comentar esta nota.

Translate »